Boda de Otoño.

Boda de otoño, llega el momento de cruzar los dedos, a ver que día tenemos. En esta ocasión el día transcurre en Cantabria, en un lugar increíble llamado Santillana del Mar. Un lugar mágico en el que Gabriela cumple un gran sueño, su Boda.

Hay veces que las cosas no le salen fácil a la primera…pero la ilusión y rodearse tanto de su gente como de grandes profesionales  hace que el resultado sea como siempre soñó.

Amaneció un día Lluvioso, nada que no conozcamos en Tierras Cántabras en Otoño. Pero todo sigue su rutina en un gran día como este.

Llega el lío en la habitación, aparece Estilistas Cantabria para sacar lo mejor de mí. Hasta me ayudaron a ponerme el vestido y el tocado. Seguido aparecieron Tonylimeres para capturar los mejores momentos, para nuestro recuerdo.”

El vestido

¿De que depende la elección del vestido? La silueta y detalles por el diseño son características importantes. Elegancia renovada, que aunque sigue las tendencias, puede ser atemporal.

Nuestra novia opto por un vestido romántico, el broche perfecto para el día de su boda. Diseñado para destacar elegancia, dulzura y felicidad. Sin olvidar un toque atemporal, destacando la silueta desde un punto clásico pero a la vez nominalista.

El vestido esta formado por diferentes telas, predominando el crepe-satén. Lleva una sobre falda de Organza Bordada; una manga y puño diferente muy original. No menos importante es la espalda, una versión un poco mas clásica, apuesta por una espalda cerrada con una bonita botonadura hasta la zona del cuello.

Peinado y Maquillaje

Un Maquillaje de Otoño con Personalidad, luminosidad y tonos cálidos.

Nos olvidamos del ahumado y le damos prioridad a los tonos cálidos, marcando los pómulos con colores tierra-anaranjados, dando un efecto contouring, enmarcando las facciones.

El peinado, hablamos de un moño que transmite sofisticación y elegancia, pero aportando un toque moderno y glamuroso.

Un moño Italiano con ondas que al finalizar la parte mas formal del día, le convertimos en  una melena de ondas. Soltamos la melena dando mucho juego a nuestro nuevo look.

Ya está todo preparado, cuando nos damos cuenta de que ha escampado, que la tormenta de Otoño nos ha dado una tregua. Gabriela, de la mano de su padre,  pueden dirigirse a la Colegiata por sus calles empedradas.

Como siempre había soñado: Con mi precioso vestido de Valenzuela Atelier; maquillada y peinada por Estilistas Novias Cantabria; junto al Velo y el tocado de Charo Agruna, estoy comodísima y preciosa”

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies